Albedrío Libre. El autor de las decisiones en el alma.

Amor. La actitud de Dios de estima y aprecio por Sí Mismo y Su interés, misericordia, y bondad hacia Sus seres creados.

Antropomorfismo. Medio de expresión acomodaticia por el cual la Biblia adscribe a Dios características físicas humanas, las cuales no posee pero explica al hombre en una forma que puede comprender lo que es la política, el carácter y la función divina de Dios.

Antropopatismo. Medio de expresión acomodaticia por el cual la Biblia adscribe a Dios emociones y pensamientos humanos, los cuales no posee pero explica al hombre en una forma que puede comprender la política, los actos, y las decisiones de Dios.

Arrebatamiento. La resurrección o traslado de todos los creyentes de la tierra al final de la edad presente, la Edad de la Iglesia. Todos los creyentes que murieron durante la Edad de la Iglesia y todos los creyentes que estén vivos en ese momento recibirán un cuerpo de resurrección.

Arrogancia. Un altísimo auto-respeto fuera de la realidad y del contexto humano; la antítesis de la gracia, la ceguera total a la gracia de Dios; la vanidad y por lo tanto, enfatiza el orgullo vacío con relación a su persona y sus logros personales; compañera del deseo excesivo para ser notado, el deseo insaciable de una atención personal o de ser aprobado; la pomposidad de vana gloria, altanería y, altivez.

Atributos de Dios. Las calidades o características individuales que son intrínsecas a la esencia de Dios.

Bautismo del Espíritu Santo. El ministerio del Espíritu Santo en el momento de la salvación por la cual el creyente de la Edad de la Iglesia es introducido en unión con Cristo, haciendo de esa persona un miembro del cuerpo de Cristo para siempre.

Blasfemia. Difamación de la esencia de Dios; el pronunciar algo falso en cuanto a Dios.

Carnalidad. El estado absoluto en el cual la naturaleza del pecado tiene control del alma y el creyente está fuera de comunión con Dios y caminando en tinieblas (1 Jn 1:6) y de la cual la única salida es el citar el pecado a Dios Padre (1 Jn 1:9).

Conflicto Angélico. El conflicto o lucha invisible entre Dios y Satanás encendido por la revolución prehistórica de Satanás y un tercio de los ángeles y que sigue como combate espiritual en la historia humana.

Decreto Divino. El decreto de Dios es su eterno, sabio y soberano propósito, comprendiendo en un solo instante todas las cosas que han sido o serán, en sus causas, condiciones, sucesiones y relaciones y determinando con certeza que todo pasará así; el todo del Plan de Dios Padre para el género humano, pero específicamente para el creyente diseñado en la eternidad pasada y centrado en la Persona de Jesucristo como Salvador (Ef 1:4-6; 1 P 1:20); basado en el principio de la gracia (Ef 2:8,9).

Dicótomo. No siendo regenerado, el hombre consistiendo de dos componentes—cuerpo y alma.

Dinasfera Divina. La esfera de poder y el palacio espiritual, provisto por Dios para el creyente de la Edad de la Iglesia en la cual el creyente puede y debe caminar y funcionar en gracia, verdad y amor, oyendo, percibiendo, aprendiendo y aplicando doctrina Bíblica con el fin de crecer hasta la madurez espiritual y recibir las bendiciones para él que glorificarán a Dios.

Esencia Divina. La naturaleza o el ser esencial de la persona de Dios incluyendo las características de Soberanía, Rectitud Absoluta, Justicia Perfecta, Amor, Vida Eterna, Omnipotencia, Omnisciencia, Omnipresencia, Inmutabilidad y Veracidad.

Espiritualidad. La llenura o plenitud del Espíritu Santo; el estado absoluto de control del alma del creyente por el Espíritu Santo; lo opuesto a la carnalidad o estado de pecado lo cual se tiene que citar a Dios Padre para restablecer la espiritualidad y comunión con Dios (1 Jn 1:9); el caminar en la luz (1 Jn 1:5,7).

Expiación. La cancelación de la deuda de la condena del pecado, la muerte espiritual, por medio de la obra salvadora de Cristo en la cruz.

Fe. El sistema de percepción sin mérito humano que depende totalmente en el objeto de la fe, o sea, basado en la esperanza y confianza en la autoridad y veracidad de Dios. (He 11:1)

Gracia. Todo lo que Dios es libre de hacer por el género humano en las bases de la victoria absoluta de la cruz, sin comprometer Su esencia divina; el regalo incondicional de Dios, el cual no se puede ganar, merecer o hacer algo para recibirlo.

Imputación. El acto judicial de acreditar un débito o un crédito a la cuenta de alguien. La condenación del pecado original de Adán es dada como débito a cada persona al nacer así como la vida eterna de Dios es acreditada a cada persona en el momento de creer en Jesucristo.

Inmutabilidad de Dios. El atributo de Dios que describe Su inhabilidad a cambiar. Dios no es susceptible o capaz de cambiar; Él es estabilidad absoluta e inalterable.

Inspiración. Dios Espíritu Santo dirigió en una forma tan sobrenatural a los escritores de las escrituras, que sin afectar su inteligencia humana, su vocabulario, su individualidad, su estilo literario, su personalidad, sus sentimientos personales o cualquier otro factor, Él comunicó Su mensaje completo y coherente al género humano, siendo registrado con exactitud perfecta en el lenguaje original de las escrituras, cada palabra llevando la autoridad del autor divino. La Biblia no es el resultado de la producción literaria del hombre. El hombre es el instrumento pero no el autor de la Palabra infalible de Dios.

Instituciones Divinas. Los principios establecidos por Dios bajo las leyes divinas del establecimiento para la protección y perpetuación del género humano, consistiendo del albedrío libre, el matrimonio, la familia, y la entidad nacional.

Justicia de Dios. El atributo de Dios que describe la equidad e imparcialidad infinita en bendición, premio, juicio, y condenación; la función de la Integridad de Dios que siempre es acompañada por la rectitud absoluta, siendo ésta el principio de la Integridad de Dios.

Justificación. El acto judicial de Dios basado en la imputación de Su rectitud a cada persona que cree en Jesucristo declarándola a la misma vez, “¡Recta!”

Legalismo. Los esfuerzos inútiles del hombre para ganar su salvación, la espiritualidad, o la aprobación de Dios por medio de la conformidad estricta a un código de ética o comportamiento, como la Ley Mosaica.

Leyes del Establecimiento. Las leyes establecidas por Dios para la protección, función ordenada y sobrevivencia del género humano durante el conflicto angélico.

Mecanismo Perceptivo de la Gracia (MPG). La provisión de la gracia de Dios por medio de la cual CADA creyente puede entender CADA doctrina de la Palabra de Dios, a pesar de su educación o coeficiente mental humano por medio del ministerio de enseñanza del Espíritu Santo.

Muerte Espiritual. El estado de separación de Dios desde el nacimiento físico; el resultado de la imputación de la condena del pecado original de Adán a la naturaleza del pecado, producida genéticamente y resultando en que cada persona nace físicamente viva pero espiritualmente muerta.

Naturaleza del Pecado. El “Viejo Hombre” de Efesios 4:22; la naturaleza Adámica de la “carne” en Romanos 8:3,4; el principio del “pecado” en Romanos 7:8-20. La naturaleza del pecado tiene un área de debilidad que produce pecados personales, un área de fuerza que produce bien humano, un esquema de deseos insaciables, y tendencias hacia el ascetismo y la lujuria.

Non Posse Peccare. (Latín) “No es capaz de pecar.” En Su deidad, Su Majestad Jesucristo es incapaz de pecar.

Omnipotencia. Literalmente, “todo poderoso” y describe el atributo de Dios de autoridad sin límite y habilidad infinita para lograr todo lo que Él quiere.

Omnipresencia. Literalmente, “estando siempre presente” y describe el atributo de Dios de una presencia eterna y simultánea en cada lugar, no siendo sujeto a las limitaciones del espacio.

Omnisciencia. Literalmente, “conociendo todo” y describe el atributo de Dios de un conocimiento total de todas las cosas, incluyendo los eventos pasados, presentes y futuros, reales y posibles.

Pago Ilimitado. El juicio de Cristo en la cruz por los pecados de TODO el género humano.

Pecado de Muerte. La disciplina máxima al creyente reversionista por la cual éste es removido, antes de su tiempo, de la Fase Dos sin beneficio de la gracia en el morir. (1 Jn 5:16)

Pecado Original de Adán. Desobediencia al mandato de Dios en el Jardín de Edén. Adán comió la fruta prohibida resultando en su muerte espiritual y como consecuencia, la naturaleza corrompida de Adán (naturaleza del pecado) y la muerte espiritual fueron pasadas a todo el género humano.

Pecado. Cualquier actividad mental, verbal o abierta que viole al carácter y estándares de Dios; actuando independientemente de Dios.

Plenitud del Espíritu Santo. El estado absoluto de estar en comunión con Dios como le es mandado a cada creyente de la Edad de la Iglesia (Ef 5:18); la provisión del poder de Dios para ejecutar la vida cristiana. Esta condición se pierde por el pecar, pero se recupera por medio de nombrar, citar o reconocer los pecados en una forma privada ante Dios Padre (1 Jn 1:9).

Posse Non Peccare. (Latín) “Capaz de no pecar.” En Su humanidad, Jesucristo tuvo la capacidad de no pecar porque utlilizó la vida espiritual única que Él introdujo a la historia humana y por la cual Él pudo llegar a la cruz como humanidad perfecta, calificado para recibir el juicio por todos los pecados del género humano.

Propiciación. La satisfacción de la justicia y rectitud absoluta de Dios con referencia a los pecados del género humano por medio de la obra salvadora de Jesucristo en la cruz.

Protocolo. Es un código y procedimiento rígido establecido desde el principio, prescribiendo completa deferencia a rango superior, Su Majestad Jesucristo como gobernante de la familia real, seguido por estricta adherencia a un orden de precedencia establecido, unido a un procedimiento correcto y preciso (claramente expresado o delineado y definido); el estilo de vida diseñado para la familia real de Dios o el modo de la vida cristiana dentro de la Dinasfera Divina.

Rebotar. La técnica de regresar de la carnalidad a la espiritualidad o plenitud del Espíritu Santo por medio de citar, nombrar o confesar el pecado, privadamente, a Dios Padre. (1 Jn 1:9)

Reciprocidad. El amor del creyente por Dios basado en el conocimiento y entendimiento de Su revelación de Sí Mismo en las escrituras, apreciando quien y que es Él, reflejando Su gloria, manifestada por un amor personal por Dios Padre, una concentración en Cristo, y produciendo el respeto por la autoridad de Dios; la motivación para el persistente avance a la cima de la madurez espiritual; siendo la máxima y última meta del creyente, “Y amarás a Jehovah tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas.” (Deu 6:5).

Reconciliación. El remover el antagonismo natural entre Dios y el hombre por medio de la obra de Cristo en la cruz; el remover la barrera entre Dios y el hombre que es insuperable por el hombre, consistiendo del pecado personal, la pena del pecado, la posición del hombre en Adán, el nacimiento físico, el carácter perfecto de Dios, y la rectitud relativa del hombre.

Rectitud Relativa. La rectitud del hombre que solamente es adecuada para la comparación entre los hombres o está relacionada a otros seres humanos, pero cuando se compara con la rectitud absoluta y perfecta de Dios es totalmente deficiente.

Redención. La obra salvadora de Jesucristo en la cruz por la cual toda la humanidad fue comprada del mercado de esclavitud al pecado en que nacieron, esta libertad viene a ser apropiada cuando una persona nace de nuevo por la fe en Jesucristo.

Religión. Un sistema por el cual el hombre por sus propios esfuerzos y méritos procura ganar su salvación o la aprobación de Dios, mientras que el Cristianismo es una relación personal con Dios a través de la obra de Jesucristo en la cruz por gracia y por medio de la fe.

Reversionismo. La pérdida de todo o parte del avance a la madurez por la voluntad negativa hacia la doctrina Bíblica; moviéndose en reversa al Plan de Dios.

Rey de Reyes, Señor de señores, la Estrella Brillante de la Mañana. El título de realeza de Su Majestad Jesucristo en unión hipostática, sentado a la diestra de Dios Padre en Su humanidad, el vencedor en el conflicto angélico por medio de la cruz.

Santificación. Separación para Dios o Su Plan que consiste en tres fases: (1) santificación posicional—unión con Cristo por medio del bautismo del Espíritu Santo como resultado de la salvación y por lo cual recibe la imputación de la rectitud absoluta de Dios (2) santificación experiencial—la condición temporal de separación para Dios del creyente cuando está en la plenitud del Espíritu Santo; y (3) santificación final cuando el creyente es separado para Dios eternamente habiendo recibido un cuerpo de resurrección.

Tentación. La invitación de la naturaleza del pecado a pecar; no es el origen del pecado sino la invitación a pecar, a la cual el ser humano tiene que responder con su albedrío libre.

Tricotomía. Siendo regenerado, el hombre consiste de tres componentes—cuerpo, alma y espíritu.

Trinidad. Un término técnico que señala a Dios como uno en esencia pero tres en personas con la misma igualdad, infinidad y eternidad siendo, Dios Padre, Dios Hijo, y Dios Espíritu Santo.

Unión Hipostática. La unión de las dos naturalezas únicas de Cristo – deidad indisminuida y verdadera humanidad – en una sola persona para siempre, inseparablemente unidas, sin mezcla o pérdida de identidad separada, sin pérdida o transferencia de propiedades o atributos, la unión siendo personal y eterna; las dos naturalezas de Cristo en unión hipostática permaneciendo distintas e incambiables, sin mezcla o perdida de algún atributo de tal manera que es una persona única. Como Dios Él no puede tener nada que ver con el pecado, pero como humanidad puede ser el substituto para el género humano en la cruz.

Veracidad de Dios. El atributo de Dios que lo describe como verdad absoluta.

Verdad. Lo absoluto conocido, el punto de vista divino obtenido a través de la revelación divina del contenido de los sesenta y seis libros de la Biblia.

Vida Biológica. Tejido celular, información genética, y las funciones necesarias para sostener materia viviente; vida física y mortal que no incluye el alma que es inmaterial e inmortal. No es vida humana.

Vida Eterna. En cuanto a Dios es el atributo de Dios que describe Su existencia absoluta fuera de las fronteras del tiempo; es Su vida sin principio y sin fin. En cuanto al hombre, es la relación perpetua con Dios reservada en el cielo para cada persona desde el momento que cree en Jesucristo.

Vida Humana. La unión de la vida de alma con la vida biológica en el momento que el feto sale del vientre, cuando Dios confiere el primer “suspiro de vida.”

Voluntad de Dios Geográfica. Responde a la pregunta, “¿Dónde quiere Dios que yo esté?”.

Voluntad de Dios Mental. Responde a la pregunta, “¿Qué es lo que Dios quiere que yo piense?” La respuesta es, “Doctrina Bíblica, la Palabra de Dios, el Pensamiento de Cristo”.

Voluntad de Dios Operacional. Contesta la pregunta, “¿Qué es lo que Dios quiere que yo haga?” La repuesta es, “Ejecutar la vida espiritual única de la Edad de la Iglesia que Él nos ha dado con todas las provisiones necesarias!”.